Calle Parlament, la Barcelona más renovada